24 de febrero de 2005

Entretejidos

Se me antoja imaginarte ahora. como un código de barras.

negro-blanco-negro-blanco-negro-blanco-negro-blanco-negro

Un código de barras con las líneas torcidas, por supuesto.
Una maraña de rayas negras sin sentido.
Visto desde lejos sólo un borrón negro.
Pero sólo desde lejos.

Lejos.

3 Comments:

Anonymous Ineiah said...

No lo puedo evitar, este post me recuerda a cuando hice la selectividad y para identificarme tenía que llevar un código de barras. Me sentí tan mal... como si sólo fuera eso para el mundo. Ojalá nadie me vea nunca así xD.

24/2/05 6:59 p. m.  
Anonymous Trippy said...

Al fin y al cabo todos somos borrones si se nos mira con perspectiva. Negros, grises, azules. Poco importa el color cuando se está demasiado lejos para distinguir el dibujo. Un saludo ;)

24/2/05 11:13 p. m.  
Blogger Sly said...

ineiah: bufff...creo q todavía tengo guardados por alguna parte los códigos de barras que me sobraron...una forma horrible de identificarnos!

trippy:supongo q el problema surge cuando estás demasiado cerca y lo ves lejos...o estás demasiado lejos queriendo estar cerca. Ahora es mi mente la que es un borrón ;)
Besos!

25/2/05 1:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home