21 de abril de 2006

Efluvios

Noches de sexos confundidos,
gemidos sincrónicos y sal.

Cuerpos saciados y tú.
Consciencia dérmica.

El leve sabor de tu sudor en mi boca.

No te muevas aún.

El vacío inevitable tras la plenitud.
Regreso a la individualidad.

Tu ausencia en mi cuerpo.

Latente

4 Comments:

Blogger Azazel said...

Descripción maravillosa...
"Retorno a la individualidad"...
Otra eterna condena...
Saludos, Sly!

22/4/06 2:07 a. m.  
Anonymous HenryKiller said...

"El vacío inevitable tras la plenitud. / Regreso a la individualidad. / Tu ausencia en mi cuerpo."

Me encanta eso. Siempre me ha gustado ese momento, ¿y a ti? No lo siento como algo triste; me resulta placentero. Como si acabase de cruzar un abismo de millones de años luz en un segundo.

Un saludo ;)

22/4/06 2:49 p. m.  
Blogger Sly said...

Gracias azazel, condena o no...realidad.

Mmm...no tiene porqué ser triste, pero a menudo lo es...supongo que cuando sientes que el vacío va más allá del mero hecho físico, cuando el abismo es irreversible...
Un saludo henry, me alegra verte por aquí ;)

26/4/06 10:57 p. m.  
Anonymous Landay said...

Increible descripción!!

Yo también me quedo con "Retorno a la individualidad".

He sacado un rato para leerte porque esta tarde me quedé con ganas pero no tenía tiempo.

Gracias por tus comentarios :-)

14/6/06 11:20 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home