29 de mayo de 2006

En tercera persona (Protect me from what I want)

Los meses en que tu voz me despertaba (casi) a diario.
Los desayunos en tu casa.
Tu sofá somnífero.
Tus tazones de cortado.

Nunca me sospechaste
despertando en la cama de otra deseando tu voz soñolienta al teléfono.
Puntual a las 10.

-Buenos días, bello durmiente. Pásate a por el periódico antes de venir que voy haciendo el café.

Irónico que nunca haya dormido a tu lado
ni despertado.

Tampoco aquella noche
-la única-
me aterraba hacerlo,
quizá por qué contigo despertar, nunca hubiera sido un espejismo.

4 Comments:

Anonymous ygneo said...

No termina de quedarme claro si lo que escribes son poemas o qué (¿pero alguién lo tiene claro?), pero me apetecía saludarte - dos besos de protocolo - y felicitarte por los libros que tienes en tu mesilla de noche. Al menos, por el de Tabucchi y el de Gaarde, y por el enlace al rayuel-o-matic. El otro no lo he leído, me suena como a Auster. Una delicia Sostiene Pereira, ¿eh?

31/5/06 6:51 p. m.  
Blogger Sly said...

buenas! Pues en realidad....a mi tampoco acaba de quedarme claro, no pretende ser poesía, sólo que no me gusta escribir de manera "lineal".
Los libros....Mendoza me gusta bastante más que Auster, pero sobre gustos...Pereira una delicia, sin duda y Rayuela...que puedo decir ya de Rayuela??
Otros dos besos (sin protocolo) para ti, un placer verte por aquí!

31/5/06 9:51 p. m.  
Blogger bowie said...

uf!
los espejismos tienen tantos puntos oscuros...

que te leo
va el abrazo

1/6/06 6:42 p. m.  
Anonymous La_Oli said...

se me dibuja una sonrisa amarga ciuando leo esto. sonrío porque me encanta como escribes, me amargo porque tengo que darte la rázón. un besazo!

28/6/06 12:48 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home