14 de mayo de 2006

Instrucciones de vuelo (segunda parte)

"Me importa un pito
que las mujeres tengan los senos como magnolias
o como pasas de higo,
un cutis de durazno
o de papel de lija.
Le doy una importancia igual a cero
al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco
o con un aliento insecticida.
Soy perfectamente capaz de soportar
una nariz que sacaría un primer premio
en una exposición de zanahorias.
Pero eso sí,
y en esto soy irreductible:
no les perdono bajo ningún pretexto
que no sepan volar
.
Si no saben volar
pierden el tiempo conmigo.**


Photobucket - Video and Image Hosting

Incluso el poeta maldito es vulnerable al happy end.
Venciendo a la MUERTE y el TIEMPO de mano de una funambulista suicida.

voladora

Se adivina un comienzo, al fin.

Al otro lado de la cuerda floja.

El principio del fin.

Me pregunto cuanto les durarían las alas...
Destinados a caer

Oliverio Girondo "20 poemas para ser leídos en el tranvía"
De la película "El lado oscuro del corazón"

4 Comments:

Blogger Déjà vie said...

me encantó el poema. No se lo digas a nadie pero... yo sé volar ;)

17/5/06 10:11 p. m.  
Blogger Dunna said...

quizá siempre llevamos las alas puestas, lo difícil es decidir alzar el vuelo.

18/5/06 7:03 p. m.  
Blogger '-.-' said...

genial. El libro debería venir con instrucciones básicas para aprender a volar, aunque sea un cachito..

21/5/06 10:36 p. m.  
Blogger Sly said...

déjà vie, dunna.. benvingudes. Siempre me gusta tener gente nueva por aquí, sobretodo si vienen con alas incorporadas ;)

'-.-', yo diría que no podemos pedirle más al libro, lo de volar va a tener que ser cosa nuestra ;) Un saludo

23/5/06 3:52 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home