30 de diciembre de 2006

De deseos...

"...Niña, yo te deseo la locura, el valor, los anhelos, la impaciencia.
Te deseo la fortuna de los amores y el delirio de la soledad.
Te deseo el gusto por los cometas, por el agua y los hombres.
Te deseo la inteligencia y el ingenio.
Te deseo una mirada curiosa, una nariz con memoria, una boca que sonría y maldiga con precisión divina, unas piernas que no envejezcan, un llanto que te devuelva la entereza.
Te deseo el sentido del tiempo que tienen las estrellas, el temple de las hormigas, la duda de los templos.
Te deseo la fe en los augurios, en la boca de los aventureros, en la paz de los hombres que olvidan su destino, en la fuerza de tus recuerdos y en el futuro como la promesa donde cabe todo lo que aún no te sucede..."

Mal de amores (Ángeles Mastreta)

2 de diciembre de 2006

Alegato


Habrá que decir en su favor que nunca me dio unas medias tintas, tampoco enteras, para que mentir.

Eso sí,
me dejó un calcetín (desparejado, por supuesto y en sentido literal),
la tranquilidad de sobrevivir a su holocausto figurado
y una orgía de portales nunca satisfecha.

Las vísceras.
El vértigo.
El leve sabor de su sudor en mi boca.

La medida exacta con que juzgar el mundo,
un fantasma con el que jugar.

Noches de sexos confundidos, gemidos sincrónicos y sal.